Embajada de la República de Abjasia en la República Bolivariana de Venezuela
1050, Kapakac
embabjasia@gmail.com


+58 412 960 0726
+58 212 910 0047
+58 412 201 8580


El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Abjasia afirma: “esto no es el primer acto de agresión georgiana contra la herencia histórica y cultural del pueblo abjasio”.



Sujum. 13 de noviembre. Agencia Abjasia-Inform. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Abjasia hizo un comentario sobre el plan de desmantelar el monumento conmemorativo en la ciudad escocesa de Kilmarnock, establecido en memoria de los guerreros abjasios que murieron como resultado de la agresión de Georgia en 1992-1993. Kilmarnock es una ciudad hermanada de la capital abjasia de Sujum.

“Según se supo, por la iniciativa de la Embajadora de Georgia ante el Reino Unido, Tamara Beruchashvili, las autoridades británicas tienen la intención de desmantelar el monumento en la ciudad escocesa de Kilmarnock, establecido en memoria de los soldados abjasios que murieron como resultado de la agresión de Georgia en 1992-1993. El Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Abjasia considera que estas medidas bárbaras de los dirigentes de Georgia son una confirmación más sorprendente del carácter agresivo e inhumano de la política de Georgia hacia Abjasia y su gente”, se lee en el Comentario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Abjasia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Abjasia considera este comportamiento de las autoridades oficiales de Georgia como “un acto de vandalismo destinado a destruir la memoria histórica del pueblo abjasio, contra quien Georgia cometió la limpieza étnica y el genocidio”.

Este no es el primer acto de la agresión de Georgia contra el patrimonio histórico y cultural del pueblo abjasio.

La Cancillería abjasia recuerda que en el octubre del 1992, en la capital ocupada de Abjasia, Sujum, las autoridades georgianas quemaron y destruyeron los edificios del Instituto Abjasio de Lengua, Literatura e Historia y del Archivo Estatal de Abjasia. Como resultado de estas acciones bárbaras, se destruyeron documentos únicos de la historia y cultura de Abjasia.

“Es por esa razón, el desmantelamiento planeado del monumento que conmemora a los soldados abjasios en la ciudad de Kilmarnock demuestra una vez más que todos los esfuerzos de los líderes georgianos apuntan no solo a la destrucción física del pueblo abjasio, sino también a la eliminación de su pasado histórico y de identidad cultural y nacional”, dice en el Comentario del Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Abjasia.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Abjasia hace un llamamiento a los mediadores internacionales en los debates internacionales de Ginebra para que proporcionen una evaluación adecuada y objetiva de las acciones destructivas de Georgia.


Ноябрь 14, 2017 - 4:07 пп | Noticias |

СОЮЗНИКИ САЙТЫ